14: Fracturas óseas

  • DEFINICIÓN: Una fractura es la pérdida de la continuidad de la superficie de un hueso (rotura total del hueso). En las fisuras, la rotura es incompleta.

 

  • SÍNTOMAS:
    • Dolor intenso en la zona de fractura.
    • Deformidad: si se ha producido en una de las extremidades, al compararla
    • con la ilesa, se aprecia mejor la diferencia.
    • Impotencia funcional: imposibilidad de mover el miembro afectado.
    • Herida y hemorragia de la zona, en las fracturas abiertas.
  •  Otros síntomas:
    • Sensación de “roce” de fragmentos.
    • Sonido o chasquido característico.
    • Hematoma: en la zona de fractura o a distancia.
    • Hinchazón: debida a la extravasación de líquidos.
    • Acortamiento del miembro fracturado: cuando la fractura es en un hueso largo.
    • Puede aparecer shock: por el dolor o por existencia de hemorragia interna.
  • TIPOS:
    • En función de la causa que las provocan: En general, la fractura se produce por la aplicación de una fuerza sobre el hueso, que supera su resistencia elástica, en cuanto al mecanismo de aplicación de dicha fuerza sobre el foco de la fractura, podemos clasificarlas:
      • Portraumatismo directo: el foco de fractura ha sido producido por un golpe directo cuya energía se transmite directamente por la piel y las partes blandas.
      • Por traumatismo indirecto:el punto de aplicación de la fuerza está alejado del foco de fractura. En este caso, las fuerzas aplicadas tienden a torcer o angular el hueso. Por ejemplo, la caída de un esquiador, con rotación de la pierna, produce una fractura a nivel medio de la tibia y el peroné, estando las fuerzas aplicada a nivel del pie fijo y de todo el cuerpo en rotación y caída.
  • Si la fuerza es aplicada paralelamente al eje de resistencia habitual del hueso, como lo que ocurre en las caídas de altura de pie sobre las vértebras, resultando en una compresión del hueso, acortándolo, se denominan fractura por aplastamiento.
  • Si la fuerza es aplicada sobre un punto de sujeción de estructuras tendoligamentosas, desgarrando un trozo del hueso, se denomina fractura por arrancamiento.
  • Por fatiga, también denominadas espontáneas, son aquellas en que la fuerza es aplicada en forma prolongada e intermitente en el tiempo. Por ejemplo, la fractura de marcha que se produce en algunos atletas o reclutas del ejército, que se produce en el pie (a nivel del segundo metatarsiano).

 

  • OTRAS CLASIFICACIONES:
    • Oblicua- fractura en ángulo con el eje
    • Conminuta - fractura en muchosfragmentosrelativamentepequeños
    • Espiral - fracturadispuestaalrededor del eje del hueso
    • Compuesta o abierta- fracturaquerompe la piel
    • Cerrada – el hueso no rompe la piel
  • ACTUACIÓN
    • Aplicar la conducta PAS. Llevar a cabo la evaluación del accidentado (primaria y secundaria) a fin de priorizar la actuación.
    • Evitar cualquier movimiento innecesario que pudiera ocasionar otras lesiones añadidas.
    • En fracturas abiertas, cubrir la herida con apósitos o pañuelos limpios, antes de inmovilizar (tener presente el peligro de infección que conllevan estas fracturas).
    • No moverlo antes de inmovilizar la fractura en la misma posición que la encontremos: NUNCA intentar realinear O REDUCIR el miembro facturado.
    • Especial cuidado en fracturas de cráneo y columna vertebral: no mover.
    • Solicitar ayuda sanitaria o trasladar a un centro sanitario de la forma más estable posible.
  • FRACTURAS ESPECIALES
    • 1. Fractura de la base del cráneo: El cráneo alberga en su interior el SNC. Las fracturas de la base del cráneo suelen ser debidas a traumatismos craneoencefálicos, causados generalmente por accidentes de circulación o caídas.
    • Síntomas
      • Pérdida del conocimiento (no se da en todos los casos).
      • Pupilas asimétricas (de distinto tamaño).
      • Salida de sangre o de un líquido claro, como agua o blanquecino (líquido cefalorraquídeo), por el oído o por la nariz.
 
  • 2. Fractura de la columna vertebral: En el interior de la columna vertebral se aloja la médula espinal y los nervios raquídeos que salen de ella e inervan todos los músculos del cuerpo. Ante cualquier traumatismo localizado en el tronco (tórax y abdomen), se debe tener en cuenta que puede existir una fractura de columna. Todas las fracturas de columna son graves, pero las del tracto cervical revisten una especial gravedad, porque pueden producir la paralización de las cuatro extremidades del paciente (tetraplejía) e incluso la muerte.
    • Síntomas
      • Dolor intenso.
      • Disminución o pérdida de la sensibilidad y movilidad de las extremidades (en
      • función de la localización de la fractura).

 

  • Actuación ante fracturas especiales
    • Tener presente la conducta P.A.S. Evaluación y actuación según
    • prioridad de las lesiones.
    • Inmovilización: no tocar o mover al herido, salvo fuerza mayor.
    • Si está consciente, indicarle que debe permanecer inmóvil.
    • No limpiar la sangre del oído, en su caso.
    • Pedir una ambulancia, para trasladarlo en condiciones adecuadas.
    • Permanecer a su lado, controlando consciencia, respiración y pulso,
    • abrigarlo para que no se enfríe y darle apoyo psicológico.
    • En caso de tener que movilizarlo, se debe intentar evitar cualquier movimiento que provoque, agrave o haga definitiva una lesión medular.
  • Algunas premisas de actuación serían:
  • No provocar la flexión de su espalda, no doblar nunca al herido, no hacerle sentarse, ni transportarlo cogiéndolo de las axilas y rodillas.
  • No flexionarle ni girarle la cabeza.
  • Moverle lo imprescindible, y siempre formando un BLOQUE RÍGIDO “cabeza-cuello-tronco-extremidades”.
  • Los movimientos deben ser suaves y sincronizados.
  • Trasladar al herido sobre superficie dura (camilla, tablón, puerta) acostado boca arriba, rellenando los huecos con almohadas u otros elementos blandos.
  • Para colocar al herido en la camilla se necesitan como mínimo cuatro personas (ver taller de traslados). Si no disponemos de estos medios, sólo moveremos al accidentado si es imprescindible.
  • Acompañarle en todo momento, controlando sus constantes vitales (consciencia, respiración, pulso, etc.) periódicamente.
Aqualife. Centro deportivo de Lugo, colaborando con el salvamento deportivo Aqualife. Centro deportivo de Lugo, colaborando con el salvamento deportivo
Saudeter y Salvour unidos en pos de potenciar el socorrismo.

¿QUIERES HACERTE SOCIO?

Llama al teléfono: 606 383802

O bien utiliza nuestro formulario de contacto.

NOTICIAS

Según el Instituto Nacional de Estadística, durante el año 2010 en España, 432 personas fallecieron a consecuencia de un ahogamiento por sumersión

.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Club salvamento acuático Ourense SALVOUR