15: Inmovilizaciones

 

  • Objetivo: Reducir el movimiento, evitar el empeoramiento de la fractura, prevenir complicaciones por daños de estructuras vecinas, aliviar el dolor y evitar el shock.


Recomendamos este enlace

 

  • LA INMOVILIZACIÓN SE PUEDE REALIZAR UTILIZANDO DIFERENTES MEDIOS:
    • Férulas hinchables, que son las más recomendables para inmovilizar temporalmente las extremidades. No son adecuadas en lesiones cercanas al hombro o la cadera, pues no inmovilizan adecuadamente estas zonas.
    • Férulas de aluminio maleables, para dedos y antebrazo-mano, que deben recortarse y adaptarlas lo mejor posible a la zona lesionada.
    • Férulas de vacío: fabricadas de materiales sintéticos, su interior está formado por pequeñas partículas que al hacerle el vacío estas quedan unidas entre sí dando una consistencia y una adaptabilidad al miembro afectado bastante aceptable.
    • Partes cercanas del propio cuerpo.
    • Férulas o entablillados improvisados, construidos con tablas o planchas almohadilladas. Estas férulas deben ser fuertes, suficientemente largas para englobar las articulaciones anterior y posterior a la lesión. Se fijarán con vendas o ataduras; éstas no se colocarán nunca a nivel de la fractura, apoyando los nudos sobre la cara externa de la férula.
    • Vendajes. Sirven para mantener con seguridad un apósito sobre una herida o para ayudar a inmovilizar una zona. Debe estar bien sujeto, pero no tan apretado que impida la circulación. Vigile frecuentemente por si fuera necesario aflojar el vendaje. Si se venda una zona recientemente lesionada, ésta se va a inflamar, produciendo el vendaje compresión. En ese caso, envolver el miembro lesionado con una capa de algodón y luego vendar. Nunca realizar vendajes con vendas húmedas.
  • CÓMO UTILIZAR UNA FÉRULA HINCHABLE
    • Primero se intentará alinear la extremidad, cogiendo firmemente del extremo (dedos de la mano o talón y empeine) y se realizará una tracción suave y continua.
    • La férula se aplica con cuidado a la extremidad, eligiendo el modelo adecuado. Se introduce o se adapta al miembro cerrando la cremallera (según qué sistema se tenga). Se hincha con la boca (no con bomba) a la mínima presión que asegure la inmovilización.
    • Mientras se mantenga la férula tendremos que vigilar si se inflama la zona. Si fuera así, hemos de desinflar aquélla lo suficiente para permitir la circulación normal.
    • Estas férulas pueden colocarse encima de los apósitos que cubren las heridas.
    • No deben dejarse colocadas más de unas horas. Si la evacuación se prevé  rolongada, utilizar otros métodos de inmovilización.
  • COMO UTILIZAR UNA FÉRULRA RÍGIDA:
    • Una férula rígida es aquella que, al no moldearse, la extremidad afectada debe ajustarse al contorno y forma de la férula. Existen varios tipos de férulas rígidas: de cartón, PVC o poliuretano.
    • Normalmente se fijan al miembro fracturado mediante cinchas de velcro. Las de PVC o poliuretano son lavables y reutilizables.
    • Existen varios tamaños y formas: pierna larga y corta adulto, brazo larga y corta adulto, pierna completa niño, etc..

 


  • CÓMO VENDAR (CÓMO UTILIZAR UNA VENDA ENROLLADA)
  • Sostenga el rollo de venda de gasa con la mano derecha (izquierda si es zurdo) y dé vueltas con el rollo hacia arriba.
    • Comience siempre por la parte más lejana del miembro, dirigiéndose a la raíz del mismo (de la muñeca hacia el hombro, o del tobillo hacia el muslo).
    • La primera vuelta de venda se realiza con una inclinación de 45º en dirección a la raíz del miembro; la segunda sobre ésta con una inclinación invertida (45º en dirección contraria a la anterior); la tercera como la primera, pero avanzando unos centímetros hacia la raíz del miembro... así, en un movimiento de vaivén, se completa el vendaje, que al terminar queda con un aspecto en «espiga»
    • Finalice el vendaje en una zona alejada de la lesión. Sujete el extremo del mismo con esparadrapo o imperdible.
    • Deje los dedos libres y vigile en éstos la aparición de hinchazón, cambios de color o frialdad. En estos casos, afloje el vendaje.

 

  • ACTUACIÓN:
    • 1º. Tranquilizar al accidentado y explicarle cualquier maniobra que tengamos que realizar antes de llevarla a cabo.
    • 2º. Quitarle anillos, relojes, descubrir de ropa la zona afectada, cortándola si fuera preciso.
    • 3º. Inmovilizar: colocar una férula. Hay dos técnicas:
      • Utilizar el cuerpo del accidentado como soporte con ayuda de pañuelos en forma de vendas, pañuelos triangulares, etc. Ejemplos: fractura de clavícula, de dedos de la mano, de extremidad inferior…
      • Utilizar elementos rígidos o férulas, que pueden ser improvisadas con tablas, palos, cartón…
    • 4º. Inmovilizar en posición funcional (si se puede) y con los dedos visibles
    • 5º. Colocar material de amortiguación entre férula y superficie corporal: algodón, tela…
    • 6º. Sujetar en tres o cuatro sitios, inmovilizando siempre las articulaciones proximal y distal para asegurar que la zona fracturada no se mueva.
    • 7º. No sujetar en el lugar de la fractura.
    • 8º. Comprobar periódicamente que no interrumpe la circulación sanguínea (color violáceo de los dedos, piel fría, dolor, etc.): no apretar.
    • 9º. Evacuar siempre a un centro hospitalario.
    • 10º. NUNCA reducir la fractura.

FORMAS DE REALIZAR DIFERENTES INMOVILIZACIONES

  • 1.- CARA: Asegurar el paso de aire y contener la hemorragia. Colocar en posición lateral de seguridad. Si tiene dificultad para respirar, abrirle la boca y mantenerla abierta.

 

  • 2.- MANDÍVULA: Vendaje en forma de barbuquejo.

 

  • 3.- CUELLO: Utilizar el COLLAR CERVICAL PARA INMOVILIZACIÓN. Seleccionar el tamaño del collarín. Los modelos que nos encontramos en el mercado son:
    • Collarines Blandos: fabricados de goma espuma y forrados de tela o plástico, tienen una forma rectangular con muescas y no se disponen de un tallaje suficiente. Sólo son recomendables para un tratamiento rehabilitador.
    • Collarines Semirígidos: el más conocido es el de Thomas, fabricado en material plástico y que consta de dos partes; anterior y posterior que se pueden modular modificando su altura. Se dispone en 5 tallas de las que la número 1 y 2 se corresponden a las pediátricas.
    • Collarines Rígidos (Philadephia y Sitfneck): mantienen una posición anatómica del cuello. Formados por de dos piezas: posterior y anterior con 4 puntos de apoyo:
      • Anteriores: mentonianos y clávículo – esternal
      • Posteriores: mastoideos y espalda.


  • COLOCACIÓN DEL COLLARÍN
    • Paciente tumbado boca arriba o sentado.
      • Tirar suave y firmemente de la cabeza del paciente, alineándola, si es necesario, con el eje de la columna Colocarlo con la parte escotada bajo la barbilla, fijando el velcro a continuación.
    • Paciente tumbado boca abajo.
      • Poner el extremo estrecho del collarín bajo el cuello y la mandíbula (ver figura 7-61).
      • Ajustar la escotadura del collarín a la mandíula.
      • Cerrar el collarín. 
    • Si no dispone de collar cervical, se puede improvisar con un periódico.

 

  • Además del collarín podemos utilizar INMOVILIZADORES LARERALES DE CABEZA:
    • Está formado por 3 piezas: una base rectangular con velcro en los tercios externos y varias cintas incorporadas para la fijación al tablero espinal o camilla de cuchara; y otras dos piezas de forma trapecial con velcro en una de sus caras, para fijarse a la base, y atravesadas, por un orificio a la altura de las orejas de la víctima, de tal forma que se pueda así vigilar la presencia de otorragia, compatible con una fractura de base de cráneo y dar la posibilidad de que el paciente nos escuche en todo momento.
  • Técnica de colocación:
    • Antes de su colocación siempre debemos colocar un collarín cervical.
    • La cabeza del paciente se sitúa apoyada en la base, entre estas dos piezas trapeciales sin presionar, aplicándolos simétricamente. Se fijan las correas sujeta – cabezas bloqueando en primer lugar la “mentonera” haciéndola pasar sobre el soporte para el mentón del collarín cervical e inclinándola hacia arriba, hasta alcanzar las correas de fijación y utilizando el velcro para bloquearlas. De la misma manera se coloca la correa “frontal” cruzándola con la “mentonera”.
    • La base del inmovilizador lateral se puede colocar sobre la camilla de cuchara o la tabla espinal mediante las cinchas con velcro que lleva incorporadas.



  • DISPOSITIVO DE KENDRICK
    • Más conocido como ferno–ked (marca comercial) es un sistema de movilización que se utiliza para la extracción de un accidentado que está dentro de un coche, junto con el collarín este sistema inmoviliza la columna vertebral en su totalidad durante la extracción.
  •  4.- CLAVÍCULA:
    • Reducirla, pidiendo al paciente que lleve los hombros hacia atrás.
    • Inmovilizar con un vendaje en ocho (almohadillar con algodón previamente toda la zona de vendaje)
  • 5.- HOMBRO Y ESCÁPULA:
    • Rellenar el espacio entre el brazo y el cuerpo con algodón.
    • Colocar el antebrazo en ángulo con el brazo y sostener aquél con un cabestrillo, con la palma de la mano hacia dentro.
    • Vendar al cuerpo, sin comprimir.
  • 6.- BRAZO: Puede utilizar varios méodos:
    • Férula hinchable (de brazo entero).
    • Dos férulas, una en el lado interno, de codo a axila; otra en el externo. 
      • Ambas deben sobresalir por debajo del codo. 
      • Sujetar con vendas, por encima y debajo de la lesión. 
      • Colocar el antebrazo en cabestrillo, con la palma de la mano hacia dentro. 
      • Vendar al cuerpo, rellenando los huecos entre el brazo y el cuerpo.
    • Inmovilizar como HOMBRO

 

  • 7.- CODO: Inmovilizar en la posición en que se encuentre.
    • EN LÍNEA RECTA. Dos alternativas:
      • Féula hinchable (de brazo entero).
      • Férula en cara anterior, desde axila a palma de la mano, y fijar con venda.
    • EN ÁNGULO. Dos alternativas:
      • Féula hinchable (de águlo).
      • Colocar el antebrazo en Fijarlo al cuerpo con un vendaje que lo incluya.

 

  • 8.- ANTEBRAZO: Alinear si es necesario. Dos alternativas de tratamiento:
    • Féula hinchable (de medio brazo). Colocar el codo en ángulo recto con el pulgar hacia arriba.
    • Dos férulas, que vayan desde el codo a la raíz de los dedos, una sobre la cara anterior, de forma que descanse en ella la palma de la mano; la otra sobre la cara posterior. Vendar. Las férulas se pueden improvisar con unas revistas. Sostener el antebrazo con un cabestrillo.

 

  • 9.- MUÑECA: Dos posibilidades:
  • Igual que en ANTEBRAZO.
  • En caso de esguince, se puede vendar.

 

  • 10.- MANO:
    • El paciente agarra un rollo de venda, para mantener los dedos en semiflexión.
    • Férula desde el codo hasta los dedos, con la palma de la mano apoyada sobre ella. Vendar.
    • Sostener el antebrazo con un cabestrillo.

 

  • 11.- DEDOS DE LA MANO: Dos posibilidades:
  • Férula de aluminio maleable, desde mitad del antebrazo al extremo del dedo, fijándola con tiras de esparadrapo en espiral o con un vendaje. El dedo debe quedar semiflexionado.
  • Inmovilícelo al dedo vecino sano con tiras de esparadrapo o con una venda.

Sostener la mano en cabestrillo.

 

  • 12.- COSTILLAS:
    • No es necesario inmovilizar en caso de lesión o fractura de una sola costilla. Colocar al herido en la posición en que se encuentre más cómodo, semisentado o acostado sobre el lado lesionado.
    • En caso de fractura múltiple, inmovilizar colocando un almohadillado sobre la zona fracturada y vendar alrededor del pecho.

 

  • 13.- COLUMNA VERTEBRAL: La idea fundamental es MANTENER INMÓVIL AL HERIDO EVITANDO QUE DOBLE O FLEXIONE LA ESPALDA.
  • Inmovilice el cuello (ver apartado CUELLO).
  • Para manejar al herido, ayúdese de al menos dos personas más. Una de ellas le mantendrá bien sujeta la cabeza.
  • Inmovilice los pies con una venda triangular o venda normal.
  • Se le moverá en bloque, girándole sobre un lado o utilizando el «método de la cuchara», a fin de colocarle sobre una superficie plana y rígida, en la que le inmovilizaremos.

  • 14.- PELVIS: Movilizar e inmovilizar igual que en las lesiones de COLUMNA VERTEBRAL.

 

  • 15.- CADERA Y FÉMUR (MUSLO): Dos alternativas:
  • Colocar al lesionado sobre su espalda, intentando alinear la pierna fracturada respecto a la sana tirando ligeramente del pie. 
    • Almohadillar axila, cadera, ingle, ródillas y tobillo.
    • Disponer ocho vendas, seis para la pierna y dos para el tronco.
    • Colocar dos férulas, una por la cara externa, de axila al talón; otra por la cara interna, de ingle al talón. Fijarlas con las vendas.
  • Vendar el miembro inferior lesionado junto al otro, rellenando los huecos entre ambos con una manta o con almohadas.

 

  • 16.- RODILLA:
    • Alinear la pierna, si es posible Dos alternativas:
      • Féula hinchable (de pierna entera)
      • Férula posterior, desde el talón hasta el glúteo, almohadillando debajo de la rodilla y el talón. Fíjela con vendas, sin cubrir la rodilla.

 

  • 17.- PIERNA: Alinear la pierna, tirando suavemente. Cuatro alternativas:
  • Féula hinchable (de pierna entera).
  • Férula posterior, desde el talón hasta el glúteo, manteniendo el tobillo en 90 grados (ver RODILLA).
  • Dos férulas, una por la cara externa y otra por la interna de la pierna, desde el talón hasta el muslo.
  • Férula por la cara externa: rellenar el hueco entre ambas piernas y fijarla con vendas que abracen a ambas. Se puede utilizar esta forma combinándola con la del otro lado en caso de lesiones de ambas extremidades.


  • 18.- TOBILLO Y PIE: Extraiga el calzado, desabrochándolo o cortándolo, sin intentar sacarlo tirando de él. Cuatro alternativas:
    • Féula hinchable (de media pierna)
    • Féula posterior, como en la PIERNA.
    • Dos féulas, como en la PIERNA.
    • En traumatismos leves o esguinces, vendaje (ver figura)


  • 19.- DEDOS DEL PIE: Inmovilícelo fijándolo con esparadrapo a los dedos vecinos. No apoyar el adhesivo sobre la fractura.

¿QUIERES HACERTE SOCIO?

Llama al teléfono: 606 383802

O bien utiliza nuestro formulario de contacto.

.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Club salvamento acuático Ourense SALVOUR