ESTILO BARZA: técnica de nado

1.- Movimiento de piernas en de braza.

La acción de piernas en braza ha evolucionado desde una patada amplia y en cuña, a una patada de latigazo menos amplia. Al principio se creía que la patada de latigazo era mejor porque con ella podía empujarse el agua hacia atrás extendiendo las
piernas y utilizando las plantas de los pies a modo de remos. Sin embargo,
ahora sabemos que los pies, como los brazos, también "reman" siguiendo caminos circulares. Actualmente, el estilo de patada utilizado por la mayoría de bracistas es una combinación del estilo de cuña y del de latigazo. Los nadadores de braza separan las piernas y las vuelven a juntar aunque sólo
dentro de unos límites. 
Algunos manuales hablan de batido en lugar de patada, sin embargo creo que en el estilo de braza los pies no baten como lo hacen en el estilo crol y espalda. Aunque
podría sintetizarse en dos fases, el recobro y la patada, vamos a señalar cinco
fases en la acción de piernas:

  • Recobro.
  • Barrido hacia afuera.
  • Barrido hacia adentro. Esta es la única fase propulsora de la acción de piernas.
  • Elevación.
  • Deslizamiento.

La vista lateral nos puede llevar a engaño pues solo se ve como la pierna se encoge y se estira. 

La acción de las piernas es de vital importancia en el estilo braza. Muy pocos
bracistas han alcanzado el estilo sin una poderosa patada.

La posición de los pies de braza se resumen en los siguientes cuatro puntos:

  • Acción atrás - adelante.
  • Pies flexionados.
  • Pies girados hacia afuera.
  • Presión del agua sobre la planta del pies y parte interior.

La posición característica de los pies durante la acción de la patada de braza es similar a la posición de los pies de Charlie Chaplin. En la acción de piernas de braza hay una acción negativa de resistencia cuando las piernas se recuperan a la posición de "Preparación", por eso la flexión de la cadera ha de ser tan pequeña como sea posible, y una acción, o de propulsión, que ocurre cuando los pies se llevan hacia
atrás. Para realizar la patada, los pies se llevan hacia las caderas o hacia
los glúteos, flexionándose las rodillas sin separarlas excesivamente.
Cuando las rodillas alcanzan su máxima flexión, los pies giran hacia afuera y
se mantienen flexionados. Esta acción es muy importante para poder
realizar la acción propulsora que va a continuación, en la que los pies están
siempre más separados que las rodillas formando una "W". En esta acción, los pies se mueven como las hojas de una hélice, realizando una acción circular hacia atrás. Al final de la patada, las plantas de los pies tratan de juntarse, extendiéndose a la vez los pies para el deslizamiento.

 

Sugerencias de aprendizaje:

 

Procura   mantener el nivel de los hombros en un plano horizontal

 

Utiliza siempre   movimientos simultáneos y simétricos.

 

Evita   movimientos como batido de delfín o cualquier movimiento alternativo de las   piernas.

 

Una buena   acción de piernas de braza exige tener un tobillo flexible. Realiza con
  regularidad ejercicios de flexibilidad del tobillo.

 

Un error muy   común es llevar las rodillas hacia el estómago en la fase de recobro de los   pies. Procura llevar los talones hacia los glúteos

2.- Movimientos de brazos en braza.

La braza es el único estilo cuya brazada tiene su recuperación dentro del agua, es decir, el recobro es acuático, además en sus fases no tiene la acción de  empuje. Así pues las fases del movimiento de brazos serían las siguientes:

  • Agarre o barrido hacia afuera.
  • Tirón o barrido hacia adentro.
  • Recobro

La tracción de la braza es en realidad una acción de hélice donde las manos
empujan el agua hacia afuera, luego adentro y atrás para comenzar de nuevo por
una acción con los brazos extendidos.

Se podría decir que la acción de brazos no realiza una brazada completa, es más
bien una media brazada si la comparamos con los otros estilos de natación, ya
que las manos permanecen frente a la línea de los hombros todo el tiempo y no
sobrepasan la altura del pecho (fig. 1). Visto desde el fondo de la piscina la
trayectoria de los brazos se asemeja a la forma de un corazón.

 

El comienzo de la tracción se inicia con ambos brazos extendidos,
enfrente del nadador y con los dedos pulgares tocándose por su parte posterior.
Las manos deberán estar por debajo de la superficie, aunque no existe consenso
en cual será la profundidad exacta, se podría decir que entre 10 y 20 cm., de modo que el codo quede ligeramente más bajo que el hombro y la muñeca ligeramente más abajo que  el codo y los dedos ligeramente más bajos que la muñeca. La tracción
comienza con una presión de las manos hacia afuera y abajo. Los codos  permanecen altos y los antebrazos se abren hacia fuera para luego rotar, sobre  el codo, hacia adentro, con las palmas de la mano mirándose la una a la otra  hasta juntarse. Cuando las manos se dirigen hacia adentro se aceleran. Un error  muy común en este punto es lentificar o parar las manos debajo de la barbilla.
Las manos deben llevarse vigorosamente hacia delante en un movimiento acelerado
hasta que los brazos alcancen una total extensión por delante del cuerpo.

Algunos nadadores de braza prefieren recobrar los brazos por encima del agua mientras que otros los mantienen sumergidos. Ambos estilos se han utilizado con éxito, por consiguiente, de momento, no se puede recomendar un método por ser mejor que el otro.
 

 

A: posición de máxima extensión. B: posición de máxima flexión de piernas

3.- Posición del cuerpo.
La tendencia actual en el estilo de braza difiere de la rígida posición horizontal
con la que se nadaba hace unos años. Ahora el cuerpo fluctúa alcanzando la
posición horizontal sólo en determinados momentos. En el ciclo de movimiento completo se alternan dos posiciones fundamentales, una de máxima extensión y otra de máxima flexión.

Máxima extensión: deberá ser lo más hidrodinámica posible, con la mínima inclinación de la cabeza a los pies. Los brazos estarán extendidos y dirigidos ligeramente hacia abajo. Las caderas estarán cerca de la superficie del agua al igual que las piernas, juntas, en extensión y con los pies en flexión plantar. La cabeza se mantiene sumergida e inclinada hacia adelante.

Máxima flexión: El tronco está inclinado con la cadera sumergida y los hombros fuera del agua. Los brazos están flexionados por debajo y delante de la cabeza iniciando el recobro. Las piernas están flexionadas a nivel de la rodilla y poco flexionadas a nivel de la cadera para iniciar la patada. La cabeza se encuentra a la máxima altura con una posición natural, en prolongación del tronco.

 

Podríamos distinguir dos estilos de braza basados en la posición del cuerpo que adopta el nadador en el momento de respirar. A estas dos formas de la brazada se las denomina "braza formal" y "braza natural". La diferencia entre ambas puede verse en el siguiente cuadro. Estas dos formas de braza han demostrado excelentes resultados y sería difícil pronunciarse sobre cuál es el mejor de ellos. Posiblemente dependerá de las características particulares de cada nadador.

Brazar formal y natural: diferencias en la flexión de cadera

Braza formal

Braza natural

La posición del cuerpo es muy plana para eliminar la resistencia

Los hombros se elevan mucho fuera del agua y las caderas bajan sustancialmente.

Tracción de brazos ligeramente estrecha

Tracción de brazos más amplia.

Una ligerísima flexión de cintura permite que los pies permanezcan debajo de la superficie.

Apenas se flexiona la cintura cuando los pies recobran para realizar la patada

Patada estrecha

patada más ancha. Mayor distancia entre las rodillas.

Se mantiene la barbilla sobre la superficie para respirar.

Se respira cuando los hombros están fuera del agua y la barbilla aproximadamente a 10cm. sobre la superficie.

No existe acción ascendente y descendente de las caderas.

Hay una ondulación de las caderas debida a la elevación de los hombros y posterior caída cuando el cuerpo se lanza hacia adelante.

Gif obtenido de: http://news.bbc.co.uk/sportacademy/hi/sa/swimming/skills/newsid_2099000/2099612.stm

4.- La coordinación:

La coordinación correcta es: brazada - respiración - patada - extensión.

  • Brazos - Respiración: la cabeza inicia su elevación al principio del agarre, sin un movimiento activo, siguiendo la acción general del cuerpo. Alcanza su máxima altura al final del tirón o inicio del recobro, siendo este el momento de la inspiración. Luego la cabeza se dirige hacia adelante y abajo para sumergirse. Debe procurarse que la mayor parte de la cara estará dentro del agua antes de empezar la patada.
  • Brazos - Piernas: Las piernas recobran durante la tracción de los brazos y efectúan la patada durante la segunda parte del recobro de los brazos, debiendo acabarlo antes que la patada, para que ésta se realice con el cuerpo lo más alineado posible.

 

5.- La respiración:
Se debe respirar en cada brazada sin perder velocidad. La respiración efectuada en el momento oportuno, en relación con los brazos y las piernas, permite mantener una velocidad constante hacia adelante.
Un error muy frecuente en ver a nadadores subir y bajar excesivamente mientras
respiran, esto produce poco movimiento hacia adelante. Es importante respirar
más alto de los hombros, sobre la superficie, y elevarse hacia arriba y hacia
adelante para inspirar, y bajar los hombros y la cabeza hacia adelante cuando
los brazos se extienden para el deslizamiento o la posición de extensión.
El nadador inspira en cada brazada cuando la cara se eleva claramente por fuera
del agua, en el momento en que las manos se llevan hacia adentro. Se espira
dentro del agua a través de la boca y de la nariz mientras se termina de
estirar por completo los brazos manteniendo la cabeza entre ellos y mirando
hacia abajo.

Vídeos: técnica del estilo braza

¿QUIERES HACERTE SOCIO?

Llama al teléfono: 606 383802

O bien utiliza nuestro formulario de contacto.

.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Club salvamento acuático Ourense SALVOUR